1 de febrero de 2007

Por la Paz ¡ÚNETE!

Hola Lectores:

Si queréis publicar algo en mí blog para que lo vean los demás, enviármelo al e-mail: alberto.zambade@hotmail.com y en breve será publicado.

Saludos del Dardo

Por la Paz ¡ÚNETE!


Como amo a todas las libertades, las amo tanto que a veces me duele que desemboque en un simple pataleo o en un mero desahogo. En una voz que clama en el desierto. Si los que tienen que escuchar no escuchan para que sirven las protestas, las manifestaciones y las reivindicaciones. Descorazona un poco descubrir que lo que se dice se pierde en el vacío. Descorazona comprobar que si es cierto que puedes verlo todo, también es cierto que nadie va a escucharte. Sin embargo, a pesar de todo, uno ama la libertad de expresión.
Palabras textuales del mismo Jesús Quintero

La afirmación de que los mansos poseerán la tierra está muy lejos de ser una afirmación mansa. Pues si quieres vivir en Paz, escucha, observa y calla. Como dijo Epicteto: “En la mayoría de los hombres, la calma es letargía, la emoción es furor.”
Hoy os invito a uniros a la iniciativa de (Alva y Alvaro dos bloggers estupendos) para luchar por la Paz. Hay una cita de un maestro saholín que dice así: “Todo pasa; sólo la sensación permanece”. Lao-Tsé.

Por eso como dijo Voltaire: “Lo esencial es estar bien contigo mismo.”
La Paz es el regalo más bello que pueden hacernos.
Alberto Zambade
Todos los derechos reservados Copyright © 2007

3 comentarios:

Alba dijo...

Gracias Alberto, por unirte a esta iniciativa y por tu post.

Trabajemos por ella.

Muchos besos.

Luis Trejos dijo...

Hola Alberto, muy interesante tu blog, me uno a la iniciativa por la paz.
Gracias por el link, ya estas enlazado en mi blog de igual manera
Un cordial saludo

Luli dijo...

Más allá de que quienes deberían escuchar no escuchen, me parece bien "protestar" o hacerse oir... siempre que la manera en que se lo haga no implique formas que deslejitimen la causa.
La paz nos atañe a todos.
Ya llegará el momento en el que quienes se hacen los sordos deban sacar de sus oídos sus tapones de cera.
Lo se.

Besos de princesa,
Luli