7 de mayo de 2007

La leyenda del Mito

Hola Lectores:

Si queréis publicar algo en mí blog para que lo vean los demás, enviármelo al e-mail: alberto.zambade@hotmail.com y en breve será publicado.

Saludos del Dardo

Un simple conversación El Mito

Alguien, en cierta ocasión, me dijo, mientras tomábamos un café, en un restaurante cercano a la Facultad: “El mito es el tiempo atrapado en un espejo”.Y yo le contesté "El tiempo es el único que traiciona a la historia y a los acontecimientos que se suceden, por su inquebrantable paso a ritmo de locomotora, sin reparar en lo que nos es agradable y en lo que nos es injusto. Pues en vez de evitar las penas, hace que formen parte de nuestra trágica Historia de España." El buen caballero me miró sorprendido y seguidamente me contestó “Los mitos tienen un tiempo sagrado”.

"Quizás, tenga usted razón. Pero, hay llamas de sombras que cantan lo esperado y lo perdido, y quizás aquellas son las que formen en realidad el Mito."

“Puede ser", me dijo "Aunque, también te diría, en todo Mito hay un ayer remoto que cobra forma de horizonte helado, y que con el paso del tiempo se hace inolvidable.”

"Posiblemente tenga toda la razón y yo esté equivocado." le contesté "Pues, lo que evoca son simples anhelos y le diría que hay anhelos que se ajustan al sueño de una lira eterna, melancólica, infinita. Y hay un desgarramiento de ideales que acompaña al Mito toda la vida."

“Eso, es cosa de poetas, de pintores y embalsamadores de utopías.” Me contestó algo enfadado.

"No." le respodí "Eso es más que todo eso, es cosa de gusanos de seda. El Mito respira, camina y avanza a la par de los hombre vivos, y recorre un viaje que no se para nunca."


Un compañero entró en la cafetería, le saludé, le pedí la hora, me la dio y terminó así el diálogo.


--------------------------------------------------------------------------------------

Para entender al Mito, tuve que profundizar en las raices de la filosofía contemporánea, es sus raices y en su escritura. Sus letras son el sentido de su gloria y su estilo narrativo es la personificación del poder, es el alma de los dioses. La escritura y la lógica de escribir es lo común. Los grandes mitos escritos es que la mentalidad propiamente primitiva (que va ligada a la sensación y el deseo inmediato, a la magia directa) está ya en retirada. El mundo va dejando de ser ese “tú” jubiloso y terrible donde se funde lo interior y lo exterior, la emoción y la impresión sensible, lo subjetivo y lo objetivo. Con la portentosa “sobredeterminación” que exhiben en cada mínimo detalle, esos mitos indican que el pensamiento se fortalece con la revolución agrícola y urbana, y que los más viejos ritos van recibiendo un “sentido intelectual” propiamente dicho. Han ido desgajándose estratos o niveles de significado en el recurso mitológico, y se van perfilando con ello las “categorías relacionales” (unidad, pluralidad, coexistencia, exclusión, sucesión.)

Este progreso representa una creciente “separación”, una ruina de naturalidad anterior y un brusco despertar para el sueño dogmático de la “omnipotencia”. El mito elabora las razones de la muerte, las consecuencias de la civilización, la renuncia al acuerdo inmediato (e ilusorio) del impulso interno y las cosas exteriores. Desde el principio toma el “conflicto” y la oposición como fondo último de la existencia: cada día el Sol a de “vencer” a las tinieblas, los dioses benéficos a los maléficos, los héroes a los monstruos, el orden al caos, las aguas al fuego y el fuego a las aguas. El conflicto “último” está sin duda en vencerse el hombre a sí mismo, dominar su miedo, someter sus inclinaciones más particulares a lo común, hacerse capaz de soportar la verdad de su propia insignificancia en el concierto cósmico. Para el que logre esto hay un presentimiento todavía oscuro aunque consolador, que es llegar a “conocer” (no sólo a invocar) los “principios” de las cosas y ser capaz de trasladar su historia a la escritura.


Fuente Original: Alberto Zambade


Alberto Zambade

Todos los Derechos Reservados Copyright 2007

2 comentarios:

Heredero de los Sueños dijo...

Señor Alberto... un muy buen lugar para venir a buscar Leyendas y mitos... que hay miles... por doquier.

A propósito...

¿Habéis oído hablar de la Leyenda del Hijo del Quijote?.

Afectos.

HdQ

(vendré por más, y en casos, traeré de algunas para que publiqueis).

El pequeño Dardo dijo...

No pero si tienes información y quieres pueblicarla a través de mi blog, envíamela a mi correo y en breve te la colgaré con tu nombre.

Gracias por tus visitas...