27 de junio de 2007

La leyenda de Deirdre

Hola Lectores:

Si queréis publicar algo en mí blog para que lo vean los demás, enviármelo al e-mail: alberto.zambade@hotmail.com y en breve será publicado.

Saludos del Dardo

Hoy os traigo una vieja leyenda de Irlanda, tierra sin duda mágica y llena de mitos e historias bellísimas. Nos les adelanto nada, simplemente, disfrútenla...

La leyenda de Deirdre

En Irlanda, el rey Connacher de la familia Ulster, celebraba una fiesta cuando de pronto oyó un grito espantoso. El druida, su consejero, le dijo refiriéndose a la esposa del arpista real, que estaba embarazada

-El grito ha sido emitido por Deirdre desde el vientre de su madre, la niña será el fin de la Rama Roja, los reyes pelearan entre ellos por su belleza.
Hubo muchos que sugirieron su muerte, pero el rey, intrigado por su belleza, decidió que la niña, tras nacer, fuera llevada a un lugar lejano, y cuando fuera mayor la desposaría. Así fue. La niña fue creciendo, y la joven que la cuidaba, Levarcham, le comunicó un día el deseo del rey de hacerla su esposa.
Deirdre entristeció, hasta que una mañana que salió a pasear como de costumbre contempló un grupo de cuervos. Uno de ellos se posó en su brazo. A ella le recordó al hombre con el que una vez había soñado. Pasó el tiempo, y llegó el invierno. Deirdre salió al bosque temprano. Oyó el sonido de unas voces y vio un grupo de cazadores.
Entre ellos reconoció al hombre con el que soñó tiempo atrás. Se acercó a él. Hablaron durante largo rato. Era Naois, el mayor de los hijos de Uisnach. Se enamoraron y decidieron huir juntos. Marcharon hasta llegar a las costas de Alba (Escocia) junto con los hermanos de Naois. Construyeron una casa y allí vivieron. Pero el rey Connacher se enteró y decidió mandar a su emisario para comunicarles que no hacía falta que huyeran. Que podían volver en paz. Deirdre había tenido un sueño que anunciaba un mal presagio. Aconsejó a Naois y a sus hermanos que no volvieran, que todo era mentira. Pero no la escucharon y cuando volvieron a Irlanda el rey ordenó matar a todos, excepto a la muchacha, de la que seguía enamorado.Encerraron a Deirdre en la torre del castillo del rey. A los treinta días de su encierro, murió y fue enterrada junto a la tumba de Naois. De allí brotaron dos tejos entrelazados.

(Leyenda Irlandesa)
Fuente Original: www.experienciacelta.com/
Origen de la Foto: La Gran época
Alberto Zambade
Todos los derechos reservados Copyright 2007

7 comentarios:

The Infinite Sadness dijo...

Gracias por tu cometario... que gratificante es cuando alguien dice algo... que conexion tienes con rilanda? quizas me vaya a vivir alla pronto... vuelve por el bolog cuando puedas...

the infinite sadness

Ana R dijo...

Preciosa leyenda.Una prueba más de que en los pueblos guerreros tambien cab ia el romanticismo.Una leyenda para dormír...sin duda.

Abrazos

niñoespina dijo...

Sobre el triunfo del amor.
Lamentablemente es una leyenda.

niñoespina

Valkiria dijo...

La Muerte es quien confiere al Amor la calidad de eterno.
Me has encantado.
Tambien yo te enlazo a mi blog, y millon de gracias por tu comentario ;)
V

BalaNegra dijo...

Triste historia...
¡Se podía haber callado un poco el druida! ¿no?

Noa- dijo...

Siempre me han gustado las leyendas y la mitologí.

Saludos

MaleNa Ezcurra dijo...

Gracias por la oportunidad, eso es generosidad.

Bella leyenda, me fascina.

Buena semana.