25 de julio de 2007

El Galeón.

Hola Lectores:

Si queréis publicar algo en mí blog para que lo vean los demás, enviármelo al e-mail: alberto.zambade@hotmail.com y en breve será publicado.

Saludos del Dardo

Os dejo uno mis pequeños relatos, para ir abriendo boca, que está incluido en la recopilación que tengo prevista publicar en mi primer libro, "El Sentido de las Palabras".
Vayan sentándose y disfruten de uno de mis recuerdos...

Espero sus comentarios.

El Galeón


A orillas del Mediterráneo, en la terraza de un bar de playa, estábamos sentados mi abuela y yo. El mar acababa de picarse por el mal temporal y había dejado la arena cubierta de algas rojas muy amargas, pero las aguas ya se calmaron y en la mente de mi abuela sobrevolaban recuerdos de un buque explorador fondeando en un punto del horizonte, en busca de un Galeón bucanero que fue abatido y enviado al abismo desde tiempos muy remotos.

-Alberto-me dice mi abuela-, mira al mar y dime, ¿qué ves?

-No veo más que una niebla densa que me moja la cara.

Mi abuela me miró y seguidamente miró al mar. En aquel instante descubrí lo inesperado.

-Sí-dije sorprendido- veo un barco de madera, pirata, que navega refugiado entre la niebla. Abuela, ¿es un barco fantasma?

-Mira-me dijo-aquel Galeón bucanero alberga en su interior una cámara entre las cuadernas de la nave donde guardan los cofres, vajillas, arcabuces y una sirena color de rosa esculpida en el bauprés. Pues, en un camarote está aún la carabela del capitán coronada de lapas.

En aquel instante comencé a soñar con los ojos abiertos.

Con el tiempo todos mis juguetes se han roto, excepto los cuentos y las historias que me contaron en la niñez y que de una forma u otra me llevan siempre a “La isla del Tesoro”. Aún existen más de 4000 barcos que permanecen en el fondo del mar-trirremes, goletas, carabelas, galeones- que naufragaron a lo largo de la historia. Cada abismo contiene a sus propios héroes sumergidos, como nuestra imaginación alberga los deseos más remotos. Aquellos barcos son la razón sumergida y esta razón es la que extrae las imágenes simbólicas que elabora el cerebro en la oscuridad de los sueños y las convierte en sensaciones a pleno sol.

Mi abuela me contó aquel cuento de corsarios y en mi imaginación me sumergí en la figura soñada de un barco fantasma gobernado por unos piratas berberiscos que llegaron a esta playa para raptar a cuantas mujeres hermosas encontraban. Mi abuela afloraba del fondo de su memoria las historias que de pequeña la contaron, juguetes que le habían regalado en la infancia y que nunca se le rompieron. Ahora los sacó a la superficie y se los regaló a mi imaginación y estos relatos se grabaron en mi cerebro hasta alcanzar el límite de los sueños.
Cuando murió mi abuela su cuerpo descendió al abismo como una nave derrotada. Hoy al recordar los cuentos que me contó cuando era niño la salvé de las aguas, como el buque explorador que salva al Galeón bucanero que alberga en su interior cofres, vajillas, arcabuces, una sirena color de rosa esculpida en el bauprés y otros tesoros.

Autor: Alberto Zambade

Todos los derechos reservados Copyright 2007

20 comentarios:

reikiaduo dijo...

Supongo que haber conocido a una abuela, por lo menos a una de ellas, puede ser un tesoro de cuentos e historias... o no

Hay abuelas mucho menos "acogedoras", palabra, de todas formas a mí no me tocó conocer a las mías osea que me inventé mis propios cuentos para mis hijos... y les gustaron, iban del pirata panduro, y el grumete medruguillo (que se cagaba en los pantalones), y la bruja, y...

Valkiria dijo...

Preciosa comparativa la que haces entre la muerte y ese descenso.

Deberíamos explorar más las fosas abisales de nuestros océanos, dejar que la marea remonte con su imán nuestro navío hacia las costas del ensueño, mecernos en pro de las olas, con todos los metros de eslora que nuestra imaginación nos permita y seguir soñando, despiertos, con esos juguetes que jamás perecerán.

Eres un genio.

El Dunedain 13 dijo...

Ha sido una experiencia leerte; pocas veces tengo el placer de un día como éste sentarme y con tal música de la BSO de El Señor de los Anillos (con la cual ya me has conquistado nada más entrar) leer de piratas y navíos. Los que somos de costa y amamos el mar como sólo un costeño puede hacerlo entendemos claramente todo el paquete de sensaciones que mana de tu articulo. Además el diseño es parecido al mío, aunque tu prosa es magnífica.
Lo cierto es que la línea enrte sueños y realidad cada uno la delimita y, además, queramos o no, todos esos cuento vuelven a nosotros. A pesar de ser joven, mi inteligenicia emocional se ocuparaon de amueblarla. Yo sólo tengo que quitarle el polvo, porque en la simpleza de esos cuentro es donde encuentra esas esencias "inocentes" de nuestra humanidad.
Saludos y enhorabuena

Ana R dijo...

Yo me pasé parte de la infancia, durante el verano en el mar Cantábrico, buscando tesoros en jarcias y cementerios de barcos .Nunca hallé ninguno, pero si albergo la sensación de haber vivido mil aventuras...

Precioso relato y muy emotivo.

Un abrazo

mar dijo...

Precioso relato, has logrado conmoverme y recordar a mi abuela y tambien sus historias..
Un besito.Mar

αŋŦỞŋ¥ ىŧ.є٧є dijo...

Regreso Alberto, pues a mí también mi abuelo me para contando sus momentos surreales je, je, je, je. Y es más divertido porque uno hereda eso y que bueno que tampoco se te han roto todos los juguetes y más la imaginación.

Un saludo desde los cielos dorados de Perú.

Azul dijo...

Historias de vida encerradas en tus palabras. LLenan espacios y emociones incomparables!!

Bikos mil.

felicidadfelicidad dijo...

Alberto. Al principio es interesante y bastante entretenido leer leyendas.. pero llega un momento q se vuelve monotono; es incomparable leer tus propios relatos, mucho mejores,además escribes fenomenal... Asi q dedicate mas a poner tus propias cosas q nos haces un favor a los q nos gusta entrar a leerte.
Alberto¡ capullo¡ queremos relatos tuyos¡¡

El pequeño Dardo dijo...

A reikiaduo:

Una grata visita improvisada, jeje...
Oye te animo a que participes desde mi blog haciéndome llegar alguno de tus cuentos. Por si no te lo he dicho, me encantán las creaciones literaria de cosecha propia...

Te espero y te agradezco la visita, no te olvides de visitar al resto de compañeros que pasan por aquí, merecen la pena...

----------------------------
A Valkiria:

Sabría que con él tocaría tu fibra sensible... El acto de salvación es tan conmovedor como el recuerdo que dejó en mi todos los relatos que me contó mi abuela en disttintas ocasiones...

Un placer que te gustase, la magia la ponen ustedes con su ienterpretaciones y comentarios, siempre tan atenta...

AAh! se me olvidaba, me encantó el meme...

El pequeño Dardo dijo...

A Dunedain 13:

El placer es mío al saber que lo que me transmites significa mi reconocimiento a la labor que cumplo cada día. Y es que como bien dices, sólo un costeño nativo puede entender a la perfección el sentido de anhelo que transmite la mar, cuando uno espera respuestas incontestables.
El relato es original de la mente de mi querida abuela, que descansa en paz, y lo que en el evoco es básicamente el cariño que sentía por su mar, como ella me decía... Habrá más ocasiones en las que os mostraré si mi mente me deja, el sentido y el sinsentido que la mar nos deja a veces.

Gracias por compartir este momento...

PD: No se olviden de visitar su blog, para quien no lo haya leído aún, es un relatista y vividor de experiencias fantástico.
----------------------------
A Ana R.:

Ya somo dos, la zona de Valencia fue mi cometido durante 3 años a bordo de un barco pesquero. Luego en Cádiz, cerca del Castillo de santi petri buscando a Hércules y su tumba en el fondo del mar. Y es lo que tu dices, las sensaciones que recoges son tremendas...

Gracias de veras...

besos...

El pequeño Dardo dijo...

A Mar:

Si al menos conseguí transportarte a tu infancia junto a tu abuela, es para mi un placer que me lo digas, así juntos lo disfrutamos con intensidad...

Gracias por compartir tus sensaciones...

Besos..
---------------------------
A Antoy Steve:

Sinceramente, creo que los conservaré siempre y cuando me digan que quieres que te regalemos por tu cumpleaños, desde hace tiempo digo, "Un relato inolvidable".

Saludos y mucho cariño para Perú, una hermosa tierra sin duda...

Un abrazo POE.
-----------------------------
A Azul:

Gracias por regresar pronto, siempre el dulce y agradable tu presencia.

Y cuanta magia hay en los relatos que nos emocionan de verdad... Es un placer compartirlos con tod@s.
----------------------------
A felicidad:

De nuevo por aquí!!! Qué algría me das... Se que las leyendas pueden llegar a cansar si las leemos de continuo, pero es un legado histórico que no debe perderse. Así que siento transmitirte que seguiré colgando leyendas, aunque para deleíte de otros también algún que otro relato...

Agradezco mucho tu sinceridad amiga.

Un saludo para tod@s los murcian@s.

Deikakushu dijo...

Estoy deseando leer el Sentido de las Palabras. Son estos relatos personales los que llegan de verdad. Y de gratis, nada, jeje, a ver si voy a pagar por tios a los que no conozco y no por algo que me apetece un montón. Tu relato me ha transportado, necesario estos dias de caluroso madrid, y un sentido profundo el de esos "juguetes de la infancia".
Un abrazo

giorgiosaturnos dijo...

me gustó mucho tu relato, es muy emotivo... me hizo darme cuenta que me hace falta escribir sobre mi abuelo, quien se fue hace pocos años y a quien a veces extraño, sobre todo cuando no tengo presentes los buenos recuerdos que me dejó.

El pequeño Dardo dijo...

A Deik:

Es un placer contar con tu apoyo...Sinceramente, déjame que te lo regale cuando lo termine, es mi voluntad la me pide compartirlo contigo. A título personal, sabes que aún cuando me encuentro frente al mar, al escuchar el romper de las olas contra las rocas, el viento que susurra palabras olvidas despacio o el olor a agua salada aún me conmueven y me refrescan la memoria de cuando era un niño. Es una sensación que me embriaga y me llena de grandes emociones y recuerdos, siempre que puedo me escapo al encuentro de ellas, pues hasta hoy son las que dan sentido a todo cuanto escribo.
Mil gracias amigo por tus palabras...

El pequeño Dardo dijo...

A Giorgio Saturnos:

Ya leí tu blog y me encantó...Chicos merece la pena que lo visitéis.

Giorgio, sinceramente, tienes tablas de escritor y ese potencial hay que seguirlo fabricando. Nada que envidiar al mío, en serio, tu también tienes relatos preciosos y muy emotivos.

Lo dicho no os lo perdáis....

esteban lob dijo...

Alberto, te devuelvo visita de Santiago... a Santiago.
Nuestras ciudades homónimas nos unen a la distancia. Disfruté con la historia y te seguiré leyendo más abajo.También gusté de la música de fondo.

Un abrazo desde Chile.

mar dijo...

Ya tienes por mi blog el meme..tardé un poquito pero ya estña hecho.Un saludo.Mar

BalaNegra dijo...

Por eso a lo mejor algunos queremos ser piratas...

El pequeño Dardo dijo...

A Esteban Lob:

Qué saber de ti de nuevo, sin duda espero que te vaya todo bien en la radio que tanto fervor levanta en Chile. Gracias por la visita y los alagos, me dejaste sin palabras amigo.

Un abrazo muy fuerte de Santiago para Santiago y Chile.
-----------------------------
A Mar:

Lo deboré con gusto y, sinceramente, encontré una gran personalidad en su interior. No esperaba menos...

Muchos besos!!
----------------------------
A Balanegra:

Me acerqué al enlace que me dejaste y verdaderamente, como dices, me topé con un gran pirata.

Chicos no os lo perdáis, merece la pena...

Un abrazo fuerte!!

Corazón Coraza dijo...

Oiii! que lindoo!! yo siempre tener una abuela que me contara historias asíi! bueno...yo tuve a mis abus..y los re queiro..(ya no están) peor bueno...yo siempre cuandoe ra chiquita le preguntaba a mis ´papás..¿por qué no etngo un abuelo q tenga un barcoo?? jajaa..es que amoo el marr..y bueno..también que me cuenten historias!!
Besotes Dardo!!