11 de julio de 2007

El valor de la verdad y la mentira

Hola Lectores:

Si queréis publicar algo en mí blog para que lo vean los demás, enviármelo al e-mail: alberto.zambade@hotmail.com y en breve será publicado.

Saludos del Dardo
--------------------------------------------------------------
Os dejo una nueva leyenda que versa sobre uno de los sacrificios más antiguos del viejo egipto y sus rituales ancestrales. El peso del corazón de una persona estaba muy valorado antiguamente puesto que con ello descubrían su valor y su pureza. Sé que os parecerá salvaje, pero seguro que a aquellas personas pocas mentiras les podríamos hacer pasar por verdad. Disfrútenla....
-------------------------------------------------------------
Leyenda Egipcia. Pesar el corazón.

El Juicio final se celebraba en la Sala de las dos verdades. En ella, Anubis pesaba el corazón del difunto para comprobar el peso causado por los pecados cometidos. Si era más ligero que la pluma de la verdad (pluma de Maat), la persona vivía eternamente. Si no, arrojaban el corazón al monstruo Ammit, "Devorador de muertos".

(Leyendas de Egipto)

Alberto Zambade
Todos los derechos reservados Copyright 2007

17 comentarios:

Valkiria dijo...

Desde que tengo el honor de encontrarme con tales relatos, no temo deambular por el Duat, ni someterme al juicio. Los que sois como tú habeis hecho de mi corazón el más puro.
Un placer.

Mayte G. dijo...

Ha sido toda una sorpresa encontrarte por el blog de deliberadores...espero que sigas pasandote por ahí....

Un beso y gracias por dejarme una pista hasta este sitio maravilloso!

El pequeño Dardo dijo...

A Valkiria:

Tus palabras no sólo me complacen y me alagan, sino que también me reconfortan el arduo trabajo que me conlleva el encontar leyendas nuevas. Espero seguir sorprendiéndote como hasta ahora.
El placer es mío.

----------------------------
A Mayte G.

Te agradezco la visita y el apunte sobre el encuentro contigo en deliberadores. Como no, seguiré pasándome y espero volver a verte por mi rincón. Bienvenida a mi dulce morada. Un abrazo.

Deikakushu dijo...

La creencia tiene un sentido emocional muy importante. A lo largo de la vida, las malas acciones nos acaban "pesando" en nuestra conciencia, en nuestro interior, en el corazón, al fin y al cabo. Cuantas mas desdichas y pesares acumulemos (por nuestras malas acciones)menos dignos de pasar a la vida eterna; es una visión muy repetable.
Gran página la tuya.
Un placer

SDVB dijo...

Uyy! ¿Cuánto pesará mi corazón?... Había escuchado antes que los egipcios gustaban de festines humanos. Guácalas! Cada loco con su tema, no?

Saludos sr. Dardo

Ana R dijo...

Antiguamente la justicia tanto ''divina'' como humana era más que cuestionable...

Hummmm, veré si hago un hueco en el tiempo y te envio una leyenda de mi tierra...

Un abrazo

Luna De Abril dijo...

Pesar el corazón?? me suena como a pnerle un precio...a algo..que no tiene precio!....bueno..es una leyenda...no?...jeje..Me hiciste acordar de un cuento. Acá telo transcribo Se llama. EL CORAZÓN
Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca.
Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en él ni máculas ni rasguños. Sí, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto.
Al verse admirado el joven se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar.
De pronto un anciano se acercó y dijo: “¿Porqué dices eso, si tu corazón no es ni tan, aproximadamente, tan hermoso como el mío?
Sorprendidos la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente,
Éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y éstos habían sido reemplazados por otros que no encastraban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares en su derredor.
Es más, había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos.
La mirada de la gente se sobrecogió “¿Cómo puede él decir que su corazón es más hermoso?”, pensaron…
El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado desgarbado, se echó a reír. “Debes estar bromeando,” dijo. “Compara tu corazón con el mío… el mío es perfecto. En cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor.”
“Es cierto,” dijo el anciano, “tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo”…
Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado.
Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo, que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido.”
“Hubo oportunidades, en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a
cambio. De ahí quedaron los huecos.
Dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza, que algún día, quizás, regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón.”
¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso?”
El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas.
Se acercó al anciano, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció.
El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez arrancó un trozo del suyo ya viejo y maltrecho y con él tapó la herida abierta del joven.
La pieza se amoldó, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes.
El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior.

Besotes Pequeño Dardo.-

El pequeño Dardo dijo...

A Deikakuhsu:

Tienes toda la razón. Precisamente ese es el objetivo de esta leyenda tan antigua, para pasar a la otra vida o eras puro de corazón o tus pesares te acompañaban hasta de después de tu muerte sirviéndote con el vino más amrago, obteniendo a cambio una vida infeliz y solitaria.
Igualmente, un placer.

El pequeño Dardo dijo...

A Sdvb:

Seguro que tu corazón pasa la prueba de sobra...Estoy convencido. Nosotros no hemos maltratado a nuestro pueblo ni a nuestro ajeno, dando muerte a diestro y siniestro sin ninguna explicación aparente. En aquella época era lo normal y todos aquellos pesares se pagaban de esta forma.
Gracias por las visitas
--------------------------------
A Ana R.

Estoy de acuerdo contigo. Antes se juzgaba a las personas con la muerte por cualquier cosa y las creencias estaban a la orden del día.
Ya he visto que le has comentado a Valkiria. Es una gran Blogger te va a encantar.

El pequeño Dardo dijo...

A Luna de Abril:

Querida amiga:

Me encantó el cuento, lo conservo para publicarlo con tu nombre en próximos post, ¿Te parece?

Gracias por el comentario, esta vez si que te has estirado.
besikos!!!

PD: Visiten a Luna de Abril también porque es buenísimo.

Gerardo Omaña dijo...

Interesante conocer esa leyenda a través de tu espacio.
Un saludo afectuoso desde venezuela.

Recibe un abrazo infinito.

Visnja Roje dijo...

Al Pequeño Dardo .Me parece muy interesante, ya que en el fondo uds, tienen que leer, ¿realizar un resumen?, o son escritas tal cual,cuéntame,hay muchas o tienen
¿un stock'?Yo hago el cambio de Spot los miércoles ,para que estés
Preparado
Cariños
Visnja

Noa- dijo...

El valor de la verdad y la auténtica amistad me ha devuelto recientemente mi tesoro más amado.

Saludos

El pequeño Dardo dijo...

A Gerardo Omaña:

Gracias por tus bellas palabras. Bienvenido a mi rincón que también es tu rincón.
Un abrazo amigo..

-----------------------------
A Visnja Roje:

Te agradezco la visita y te comento al hilo de la pregunta que me haces. En realidad Leyendas hay muchísimas, la mayoría son leyendas que me envían los lectores. Te invito a que si sabes de alguna de tu tierra me la envíes y te la promuevo a través de mi web con tu nombre. Algunas son leyendas que voy descubriendo en la web y otras son escritas por mi. La belleza está en compartirlas, siempre tienen algo que enseñarnos. Las tienes de varios géneros: Terror, amor, reflesivas, sorprendentes, legendarias, históricas, mitológicas, fantásticas, etc., y te aseguro que hay para dar y tomar si rebuscas en la red un poco.
Bienvenida a mi pequeño rincón que también es tu rincón, el rincón de tod@s.
Un abrazo...

El pequeño Dardo dijo...

A Noa:

Me alegra escucharte decir tan bellas palabras. Seguro que te inunda la felicidad.

Gracias por seguir ahí, pendiente, paciente a mis leyendas.

Tu fiel lector te saluda.

mar dijo...

Me encanta este mundo de las leyendas, reflexiones y demás, ha sido todo un placer descubrir tu blog...
Cada uno deberíamos pesar nuestro coranzocito, seguro que nos llevaríamos mas de una sorpresa.
Gracias por tu visita a mi blog, vendré a visitarte a menudo con tu permiso y seguir disfrutando de tus leyendas.

Un besito.Mar

El pequeño Dardo dijo...

A Mar:

Es un placer verte por mi pequeño rincón. Eres bienvenida. Éste también es tu rincón. Espero seguirte viendo.

Un besote..